Cómo fabricar una casita para agapornis

71
0
Share:
casita de agapornis

Vamos a aprender a construir la casita ideal para un agapornis.

Hola a todos, soy Adán de BAJANDOALATIERRA.com y hoy vamos a hablar sobre cómo construir una casita para agapornis y cuales son las mejores jaulas para agapornis, antes que nada, me gustaría alentar a los lectores a que no tengan aves en cautividad y en el caso de que tengan un agapornis como mascota, dispongan de un espacio para que pueda volar.

La suerte que tienen los propietarios de agapornis o inseparables, es que esta variedad de ave es muy asidua a no separarse del humano, de ahí su apodo, creando un vínculo afectivo bastante fuerte.

La casa para agapornis ideal no es exactamente una jaula

voladero agapornis

Este es un ejemplo de casita de agapornis con voladero.

Si disponen de suficiente sitio para ofrecer a tu ave, es ideal que coloques en la pared de la casa o el jardín una jaula con al menos 60 cm de largo, abierta, y con un voladero de al menos 2 metros de largo por un metro de ancho.

Coloca un bebedero dentro de la casita de tu agapornis y otro en el voladero en forma de fuente o cuenco. Haz lo mismo con el bol de comida.

Así aunque saques asiduamente a tu agapornis a pasear en tu hombro, va a sentir mucha más libertad de movimiento,  sigue siendo una jaula, pero al menos tiene un patio de recreo.

También es algo muy importante colocar pequeños juguetes y actividades, para que así tu agapornis se mantenga entrenado y activo.

A continuación veremos a lo que me estoy refiriendo y cómo es la forma idónea de colocar dichos utensilios de entrenamiento y juego para agapornis.

Para la construcción del voladero deberás utilizar una red de malla resistente o metálica de 0,5 cm cuadrados cada cavidad, si no corres el riesgo de que se te escape. Sembrar una planta enredadera que de bayas, completará este hábitat natural del agapornis.

Juguetes para casitas de agapornis

juguetes cuerda para agapornis

Una simple cuerda tensada es una actividad apasionante para que juegue un agapornis.

Se pueden agregar gran cantidad de accesorios y juguetes en la casita de tu agapornis, pero principalmente hay ciertos elementos que nunca pueden faltar, se trata de agarres y objetos para trepar.

Las cuerdas de trepado con diferentes colores, agarres, texturas y sonidos, harán de la casita de tu agapornis un parque didactico donde investigar, aprender y divertirse; ganará en salud física y emocional, haciéndose notar en su calidad y duración de vida.

Dentro de la jaula puedes colocar una rueda, a los agapornis les encantan, pero si pasa demasiado tiempo en la jaula y no tiene acceso a volar fuera de ella, puede tender a obsesionarse y coger una especie de TOC de dar vueltas en la rueda, le pasa a muchas especies de ave.

Si has colocado el voladero, una buena idea es poner pequeñas casitas nido o cuevas colgadas en la pared para que pueda refugiarse o guardar sus alimentos.

Colocar troncos y plantas harán de la casa de tu agapornis un espacio más natural, además de darle un toque exótico a tu hogar.

Se que aplicar todos estos consejos en la construcción de la casita de un agapornis puede ser complicado, lo más fácil es colocar una jaula y ya está; pero si le ofrecéis a vuestro agapornis un hábitat semejante, además de un compañero o compañera, según el caso, vas a ser mucho más feliz viendo como tu pajarito disfruta de una vida mucho más plena.

 

 

 

 

Deja un comentario