Huesos para perros

361
4
Share:

Para iniciar a un perro en la correcta consumición de huesos, ya sea para una dieta BARF o simplemente para añadir huesos a la dieta del perro con la seguridad de que no va a tener ningún problema en la digestión ni el procesamiento de los huesos evitando en un 99,9% cualquier problema de astillamientos y/o heridas internas.

Primordial que el perro haya desarrollado totalmente su sistema de muelas prensivas, que le servirán para triturar los huesos desaciéndolos en fibras. Por ese motivo es de vital importancia:

No dar huesos cocinados a nuestros perros

huesos para perros

No hace mucho nuestros perros eran lobos, ahora comen alimentos que contienen suplementos alimenticios, los cuales para los humanos nos indican que no pueden sustituir una dieta.

Dicho esto comencemos a ver de que forma se inicia a un perro en la gestión y digestión de huesos. Cabe decir antes de empezar, que la dieta BARF favorece a los perros en calidad de vida, salud y un cuerpo libre de gran variedad de toxinas.

Primeros huesos para un perro

Los huesos como alimento son algo sumamente necesario para los perros, ellos en su estado natural los comen, ¿no será que necesitan sintetizar alguna sustancia de ellos?

Los primeros huesos que se le deben dar a un perro deben ser:

El primer hueso para mi perro
  • Grandes y que no posean pequeños huesos que puedan hacer pasar algún mal trago al cachorro.
  • Deberás retirar lo que quede del hueso cada día y ofrecerle otro.
  • Mantenlos guardados en la nevera.
  • Ofrécele a los cachorros huesos de cuero para practicar, mucho más seguros y si problemas de bacterias.
  • Fresco, nunca cocinado

Ten en cuenta el tamaño de tu perro siempre a la hora de elegir un hueso. Los huesos de cuero para el entrenamiento de roer son muy efectivos. Tras un mes puedes pasar al siguiente paso.

¿Qué huesos ofrecer a mi perro?

En primer lugar deciros que todo perro que se alimente con huesos o carne cruda, debe incluir en su diera algunos alimentos naturales desparasitantes, además de acudir si es necesario al veterinario para así evitar infecciones por parásitos.

Un factor determinante para detectar una infección por parásitos en perros, es encontrar pequeñas motas blancas en sus heces solidas o diarreosas. Yo antes creía que eran larvas de mosca y estaba equivocado, ahora mis perros apenas pasan tiempo con este tipo de intrusos intestinales pululando por su sistema digestivo.

Huesos de pollo

Uno de los más populares en alimentación canina es el hueso de pollo, es asequible y nutritivo. Yo compro carcasas (caparazones) en la carnicería de mi pueblo o me traen directamente del matadero las penquillas o parte trasera de pollo, esto me cuesta para 4 perros y 7 cachorros que estoy alimentando actualmente la friolera de máximo 3€ al día.

Alitas

Una vez se ha iniciado en el arte de roer esta vacunado, desparasitado y ha cumplido al menos 4 meses, podemos ofrecer a nuestro cachorro alitas de pollo. Su composición 50%-50% aproximadamente entre carne y huesos lo hacen una pieza ideal para comenzar. Siempre vijilando y comprobando que el perro hace uso de sus dientes laterales.

Muslos

Más carnoso que las alitas, lo utilizaremos para dar más aporte protéico a la dieta del animal, ya sea por que esta en proceso de crecimiento pleno (de 4 a 7 meses), aunque se ha debido añadir la carne de pollo cocida o semicocida desde que el cachorro cumple 30 días para que también le sea a la madre más fácil retirar las tomas de leche.

Os dejo por aquí una buena receta casera de leche maternizada para perros 👈, que te servirá de ayuda durante el proceso de destete.

Carcasas de pollo

La carcasa de pollo se la deberemos dar a un perro que ha avanzado en el proceso de comer huesos durante un tiempo. Quizás si dieramos un caparazón de pollo a un perro que jamás comió huesos lo gestione bien por instinto, pero lo ideal es seguir un proceso proporcional de dificultad a medida que el perro va adquiriendo experiencia.

Ideal para perros grandes especialmente para los perros de pluma que se alimentarían principalmente de la caza de aves, como es el caso de nuestros perros labradores 🤣 ¡Genial!

Cola de pollo

Tambien llamadas penquillas, es una parte de la gallina con hueso, carne, grasa y los riñones del pollo; una proporción muy buena y un jugoso bocado para tu perro. Ideal para pasar de las alitas y los muslos a un siguiente nivel.

Huesos de ternera

Ofreceremos huesos de ternera a un perro tan solo de vez en cuando. Son muy nutritivos y los de articulaciones tienen mucho tuétano, una sustancia muy nutritiva, llena de vitaminas, aminoácidos y elementos específicos; además el tuétano tiene casi 800 calorías por 100 gramos.

El problema de los huesos de ternera, buey, caballo, oveja, cabra y resto de hervíboros pesados, ya que debido a su dureza pueden causar (dependiendo de lo intenso que sea tu perro con los huesos) rotura o desgaste en los dientes de tu can.

Ahora sí, veamos que deliciosos huesos de ternera podemos ofrecer a nuestro perro y en que le benefician.

Fémur

El fémur de vaca es muy bueno para limpiar los dientes del perro, en gran eficacia los incisivos. En su interior estan rellenos de médula (contenedora del tuétano), eso le dará un sabor más llamativo y lo tendrás entretenido durante un buen rato. Has de saber que demasiada médula puede generarle al perro un poco de diarrea, pero nada grave.

Rodilla

Huesos muy cartilaginosos que suelen ir acompañado de carne, un bocado delicioso para tu perro, eso sí, aseguraté que no se lo pueda comer de un bocado.

A continuación os dejo un par de vídeos de como debe másticar un perro correctamente algunos huesos.

Volver a recordarte que no se te vaya a ocurrir dar huesos cocinados a tu perro, ya que es menos seguro que dárselos crudos.

 

.

4 comments

Deja un comentario