Un jardín a prueba de perros

224
0
Share:

Hola a todos, soy Adán de BAJANDOALATIERRA.com y hoy os traigo un artículo sobre un asunto que se que a muchos os preocupa.

PERROS Y JARDINES
Que tu perro no se convierta en un estorbo para tu jardín.

¿Cómo tener un jardín y perros a la vez? Yo tengo perros y os digo que tener un jardín que no parezca un campo de guerra es complicado, pero la experiencia me ha dado algunos conocimientos que os voy a transmitir en forma de consejos.

Pon muebles robustos en tu jardín

Uno de los principales problemas de los perros es que lo destrozan y arrastran todo, sobre todo de cachorros, por ese motivo el colocar muebles rubustos y que no sean de materiales plásticos es la mejor opción, además de tener siempre a mano juguetes para cachorros.

A la hora de escojer muebles para tu jardín te recomiendo que escojas aquellos que tengan la base redondeada y más grande que la boca de tu perro.

Otro consejo referente al mobiliario es que no lo cambies mucho de sitio, los perros suelen mosquearse un poco con las cosas que antes ‘no estaban ahí’.

Zona cerrada donde no puedan acceder los perros

Un asunto importante es tener una caseta o zona vallada con puerta, esto te servirá para poder tener guardadas tus herramientas, la manguera, los sacos de pienso, etc.

No hace gracia cuando despiertas por la mañana y ves que han reventado algo que te es de utilidad. Por lo tanto es mucho mejor prevenir.

Plantas, macetas y perros: todo un dilema

El tema de las macetas es un caso a parte, hay perros que les da por ahí y otros que no, si tu perro es de esos que les gusta llevarse las macetas de paseo mi recomendación es: siembra directamente en el suelo o en macetas muy grandes.

Ahora bien, mis peros han arrancado de la tierra higueras, mandarinos y hasta un ginko biloba (me dio mucho coraje), me gusta pensar que me están haciendo un favor y que esa planta no iba a traer bien en algún momento de su existencia, aun así me sigue dando mucho coraje.

Me he percatado también que aquellas plantas a las que estoy más atento, riego, podo o miro más a diario, se convierten en un caramelo para mis perros, no se si por celos o para llamar la atención.

A la hora de regar las plantas, Ramsés es todo un fanático de perseguir el chorro de la manguera, al principio me parecía divertido, pero resultó que luego era complicado regar y pisaba las plantas y flores. Por ese motivo si a tu perro le gusta jugar con el agua de la manguera mejor buscalé otra afición.

Lo mejor es que se aprecias mucho una planta coloques en derredor una pequeña valla de al menos 1 metro.

Perros y el pequeño huerto de tu jardín

No hay lugar favorito para que tus perros demuestren su agradecimiento por la rica alimentación que les das, si señor, si no quieres que el huerto de tu jardín sea un campo de minas fétidas deberas vallarlo, si o si.

Otro asunto importante es que la valla que coloques en el huerto o alrededor de tu parcela este protejida, esto lo puedes hacer colocando una hilera de hormigón por toda la base de la valla; no llevo la cuenta de las veces que mis perros se escaparon de mi parcela…

Sin más dilación me despido, espero que os hayan servido de ayuda estos consejos para mantener el diseño de tu jardín a salvo de los posibles destrozos que causan los perros. Un saludo y ¡hasta la próxima!

Deja un comentario