Soluciones económicas para un sustrato ideal

Soluciones económicas para un sustrato ideal
5 (100%) 1 vote

Hoy en bajandoalatierra.com  vamos a ver diferentes tipos de soluciones económicas para un sustrato ideal, dependiendo de la variedad de planta que vayamos a sembrar. Cada planta tiene unas necesidades específicas de nutrientes y drenaje diferentes, por lo tanto, crecerán mucho mejor si se optimiza el sustrato.

Os voy a listar primero las diferentes sustancias que se mezclan en el sustrato y luego pasaremos a ver las soluciones económicas.

Sustrato universal: Es el típico que venden en sacos en las tiendas de plantas, supermercados o en mi pueblo lo vende hasta el chino. Es una mezcla ya preparada, lista para sembrar o para trasplantar.

Fibra de coco: Como su nombre indica son fibras de cáscara de coco, tiene una capacidad de absorción enorme, pero apenas tiene nutrientes, lo utilizaremos para hacer la tierra más esponjosa y mantener la humedad en las raíces más tiempo.

Humus de lombriz: Son los residuos del proceso de digestión de las lombrices de tierra.

Perlita:  Ayuda a las raíces de las plantas a respirar, es un sustituto de peso ligero para la arena.

Vermiculita: Sustancia mineral, de la familia de la mica, que, bajo la acción del calor, se deshidrata y toma un volumen mayor y aspecto similar al de una masa de gusanos; se usa como aislante y absorbente.

Estiércol: Su utilización (siempre seco) optimiza los nutrientes.

Ceniza de madera:  Combate algunas plagas y aporta nutrientes.

Turba: Carbón ligero, esponjoso y de aspecto terroso que se forma en lugares pantanosos debido a la descomposición de restos vegetales.

 

 Combinaciones de elementos para hacer sustrato

Todo dependerá de los recursos económicos que se dispongan para crear los sustratos o los medios naturales a nuestra disposición.

Sustrato de calidad económico

Si lo que quieres sembrar son algunas plantas en macetas, cualquiera de las combinaciones de sustrato no tendrá un coste elevado, ya que la cantidad de materia orgánica que necesitarás será poca. Pero si lo que quieres hacer es un huerto, o varios arriates de plantas, entonces, vamos a ver cual es la solución mas económica que le dará a nuestras plantas mayor vigorosidad.

La tierra que tiene tu huerto sea como sea, has de aprovecharla, sea mas buena o mas mala, más suelta o más compacta. La clave para conseguir un sustrato de calidad económico es una vez  has removido bien la tierra, añadirle los antagonistas para que quede como tu deseas. Que está muy compacta , añádele arena, es más económico que la fibra de coco o la perlita, y aunque no tiene mucho nutriente, más abajo podréis ver como añadir los nutrientes de forma natural y sin coste alguno.

Sustrato drenante

Hay plantas que necesitan de la humedad. justa y necesaria, por lo tanto necesitaremos hacer que nuestro sustrao drene el agua con facilidad. Se puede hacer de dos formas: mezclando la tierra del agujero o maceta de plantación con perlita, bolas de arcilla expandida o cualquier otro material similar a partes iguales. También para evitar problemas de encharcamiento podéis hacer agujeros en los laterales de la maceta a diferentes alturas, para que el vapor de agua tenga más sitios por donde salir.

Sustrato retenedor de liquido

Otras plantas necesitan de suelos constantemente húmedos y para ello debemos mezclar el sustrato con fibra de coco, la tierra aguantará humedad muchísimo mas tiempo, además le dará esponjosidad al mismo. Para germinar una planta que no requiera de tierra humedad durante su etapa adulta, podemos aplicar sustrato mezclado con fibra de coco en un diámetro de unos 5 cm alrededor de la semilla, etapa en la cual la humedad no puede faltar.

Sustrato rico en Fósforo

Lo que debe de hacer es coger unas cuantas cerillas, mojarlas e insertarlas en la tierra, bocabajo, alrededor de la planta que quiere abonar. La cerilla tiene en su extremo un alto contenido en fósforo que, con la ayuda del agua, será absorbido rápidamente por el ejemplar.

Sustrato rico en Potasio

El potasio es uno de los elementos más importantes en la floración y fructificación de las plantas. Para añadir Potasio al sustrato podemos usar estas técnicas:

Caldo de plátano

-Cáscara de 4 bananas(plátano) grandes, 200 gramos aproximadamente.
-Un litro de agua corriente o de lluvia.
-Azúcar 2 cucharadas soperas al ras, 20 gramos aproximadamente.

Incorporar todos los elementos en una olla enlozada, de acero inoxidable, de vidrio o recubierta por antiadherente y ponerlos al fuego fuerte hasta que hierva durante cinco minutos, dejar enfriar, colar y diluir una parte de este abono con dos partes del agua para riego. Abonar una vez cada semana para mantener el nivel de potasio mientras se necesite. No es dañino para ninguna parte de la planta y es totalmente ecológico.

Sustrato rico en Nitrogeno

El purín de ortiga añade al sustrato una cantidad importante de Nitrógeno además de ayudar a alejar plagas de tus plantas.

El sustrato rico en Nitrógeno ayuda al crecimiento dela mayoría de las plantas, sobre todo en sus primeras fases es ideal combinarlo con un caldo hecho con agua y lentejas, dejando que germinen, ya que desprenden una sustancia que aviva la expansión de las raíces.

Cuando necesita un sustrato un reabonado

Para saber cuando necesitan las plantas un abonado podemos seguir dos corrientes diferentes

  • Conocer las necesidades  las plantas y tener apuntado cada cuanto necesita que nutriente y aplicárselo.
  • Observar la planta y según su aspecto saber que carencia tiene para aplicarle el abonado.
    • Carencia de Fósforo: Los síntomas más visibles de deficiencia de nutrientes pueden incluir un color amarillento en las hojas, y la pérdida de hojas. Las condiciones del suelo pueden hacer los nutrientes menos disponibles, y en suelos pobres, las raíces de las plantas podrán no estar lo suficientemente activas para compensar la reducción de disponibilidad de los nutrientes.
    • Carencia de Nitrógeno:
      • El crecimiento de las plantas es mucho más lento.
      • Las hojas amarillean poco a poco empezando por la parte baja de la planta. La clorosis empieza en las puntas y va aclarándose hacia el centro de la hoja.
      • Las plantas tienen menos defensas contra plagas, enfermedades y granizadas.
      • La floración y producción de semillas queda seriamente mermada.
      • Defoliación masiva tras una clorosis avanzada.
      • La carencia avanza de abajo hacia arriba, afectando en último lugar a las hojas más jóvenes.
    • Carencia de Potasio: Los síntomas progresan hacia la parte superior a medida que la severidad de la deficiencia aumenta. Más comúnmente, se observa amarillamiento (clorosis) a lo largo del margen de la hoja, aunque la vena central se mantenga verde. En casos graves de deficiencia de potasio, el margen abrasado de la hoja puede llegar a desprenderse.

Uso de calcio en el sustrato

El calcio, en la forma de pectato de calcio, es responsable de mantener unidas las paredes celulares de las plantas. Cuando el calcio es deficiente, los tejidos nuevos tales como: las puntas de las raíces, las hojas jóvenes y las puntas de los brotes a menudo presentan un crecimiento distorsionado debido a la formación incorrecta de la pared celular. El calcio también se utiliza para activar ciertas enzimas y enviar señales que coordinan ciertas actividades celulares.

Uso del magnesio en el sustrato

    • Elemento básico en la molécula de clorofila. Inverviene en el verdor de la planta. Representa el 2,7% del peso total, pero es indispensable.
    • Interviene en la síntesis y formación de proteínas. Carotenos y Xantofilas (formación de color en frutos) necesitan magnesio para cumplir determinados metabolismos básicos de la planta.
    • Reduce la transferencia de carbohidratos de las hojas y tallos a la raíz. En cultivos de raíz como patata, remolacha u otros hay que tenerlo muy en cuenta.

 

Qué no debemos añadir a un sustrato

No añadir restos sólidos de materia orgánica dentro del sustrato si la planta se encuentra en maceta, ya que corremos el riesgo de que al pudrirse generen microvida dañina para la planta y también se pudra.

Caracteristicas de un sustrato ideal

Para obtener buenos resultados durante germinación, enraizamiento y crecimiento de las plantas, se requieren las siguientes características del medio de cultivo:

Propiedades físicas

  • Elevada capacidad de retención de agua fácilmente disponible.

  • Suficiente suministro de aire.

  • Distribución del tamaño de las partículas que mantenga las condiciones anteriores.

  • Baja densidad aparente.

  • Elevada porosidad.

  • Estructura estable, que impida la contracción (o hinchazón del medio).

Propiedades químicas

  • Baja o apreciable capacidad de intercambio catiónico, dependiendo de que la fertirrigación se aplique permanentemente o de modo intermitente, respectivamente.

  • Suficiente nivel de nutrientes asimilables.

  • Baja salinidad.

  • Elevada capacidad tampón y capacidad para mantener pH constante.

  • Mínima velocidad de descomposición.

Otras propiedades

  • Libre de semillas de malas hierbas, nematodos y otros patógenos y sustancias fitotóxicas.

  • Reproductividad y disponibilidad.

  • Bajo coste.

  • Fácil de mezclar.

  • Fácil de desinfectar y estabilidad frente a la desinfección.

  • Resistencia a cambios externos físicos, químicos y ambientales.

Extracto de la Guía Especial de Sustratos para Hortalizas por Productores de Hortalizas, noviembre 2011.

Espero que os haya gustado este artículo, pronto haré otro con toas las sustancias que incluye la tierra para alimentar a las plantas, aquí solo os he especificado las más importantes. No olvidéis valorar y seguirme en Twitter para ver mis últimas entradas.

 

Leave a Reply