Labrador obsesionado por la pelota

147
1
Share:

¿Tienes un perro labrador obsesionado por la pelota? Hoy quiero compartir contigo por qué los perros se obsesionan con jugar a la pelota y, en concreto, hablaré sobre los perros labradores que sufren esta obsesión de forma bastante frecuente. También os daré consejos sobre cómo reeducar el comportamiento de vuestro can a fin de poder jugar a la pelota sin que haya estrés y ansiedad de por medio, ¿estás preparado?

labrador obsesivo juego de pelota

 

Cómo se comporta un labrador obsesionado por la pelota

Si has llegado hasta aquí quizá tengas dudas acerca de si tu perro tiene o no obsesión por que le lances la pelota. Cuando hablo de pelota también hablo de un palo, una piedra o un juguete cualquiera; el mío llegó a traerme objetos sin sentido como trozos de tela o piezas sin identificar…

La cuestión es saber cómo identificar si un perro labrador tiene un comportamiento obsesivo compulsivo con la pelota o cualquier otro objeto. Para ello, te dejo algunos de las acciones más frecuentes:

  • Nada más verte, tu perro busca ansioso la pelota o algo que pueda traerte para que le lances.
  • Si eres tú el que suele llevar la pelota consigo, buscará con impulso el lugar donde se encuentra.
  • Cuando tienes una pelota en la mano, tu perro se muestra nervioso e incluso no atiende a tus palabras: para él solo existe la pelota.
  • Si acostumbras a lanzarle la pelota, sientes que nunca se cansa de traértela. Tu perro no tiene fin.
  • Tu perro te persigue con la pelota constantemente pidiéndote y buscándote para que se la tires.

Por qué un labrador coge obsesión por la pelota

Como sucede con otras razas de perro, el labrador retriever posee un elevado instinto de caza innato. Es un perro cuyo origen destaca entre todas las razas cobradoras existentes y su carácter le empuja a ser un animal cazador y cobrador.

Al tirarle una pelota a tu perro, el movimiento de la misma cuando está en el aire, cuando cae al suelo e incluso cuando rueda, pone en situación de caza simulando una escena que al labrador le resulta muy tentadora.

Cuando te trae la pelota que le has lanzado y tú le premias con comida o felicitándole por su brillante trabajo puede que tu amigo comience a buscar que se produzca de nuevo la misma situación. Él te trae la pelota, tú se la lanzas… y en según qué casos, te puedes encontrar con que un día cualquiera percibes que tu animal se muestra un tanto insistente en que le lances la pelota, convirtiéndose finalmente en un comportamiento compulsivo.

El hecho de despertar el instinto cazador y cobrador del labrador, junto con que lo premies o hayas premiado al traerte la pelota, son los causantes más comunes en la aparición de obsesión por la pelota en este tipo de raza.

Daños que la obsesión por la pelota le pueda ocasionar a un labrador

labrador obsesionado por la pelota

Los labradores se toman muy en serio las cosas, y si en algún momento de su vida adquirió la obsesión por buscar la pelota, realmente se mostrará muy obcecado en ella.

Puede que al principio su comportamiento tan cuadriculado te cause alegría y asombro; sin embargo, dicha conducta no es sana para tu mascota.

  • Para empezar, tu labrador no podrá estar relajado y se mostrará estresado y ansioso, con los daños que ello conlleva.
  • No podrás disfrutar de un rato junto a tu mascota sin que esté pendiente de que le tires la pelota; el vínculo entre ambos se estrechará a causa de esta indeseable obsesión.
  • En casos estremos, y si no pones límites en el tiempo de juego, el cansancio físico de tu perro puede llegar a provocarle incluso la muerte. Ten en cuenta que si tu perro tiene un comportamiento compulsivo que le empuja a buscar la pelota con ahínco cada vez que tú se la tires, no parará ni siquiera cuando su organismo esté al límite.

Cómo tratar o entrenar a un Labrador obsesionado por la pelota

Para reeducar el comportamiento de tu labrador no bastará con que dejes de tirarle la pelota por un tiempo. Quizá para algunos ejemplares sirva esta simple acción, pero otros perros, te traerán todo lo que encuentren a su paso esperando a que tú se lo lances.

Es importante que tengas paciencia y sepas que si todo va bien, podrás volver a disfrutar jugando con tu perro a lanzarle la pelota. Pero si tu perro tiene un comportamiento insano hacia este tipo de juego, debes actuar de inmediato:

  • Estate al menos un mes sin lanzarle la pelota y sin lanzarle ningún otro objeto que te traiga. Cuando se muestre interesado por que le lances alguna cosa, intenta distraerlo. Si no surje efecto la distracción, ignóralo.
  • Pasado el tiempo de espera, coge la pelota y preséntasela de cerca. Sitúala a una distancia considerable y no dejes que tu perro la coja. La idea es que no sienta ansiedad ante la presencia de la misma.
  • Cuando tu perro obedezca y no intente coger la pelota, puedes comenzar a moverla y a pasarla de una de tus manos a la otra. Generalmente se mostrará intranquilo y ansioso al ver la pelota en movimiento. Tú no debes lanzarla hasta que tu perro se muestre totalmente tranquilo y relajado ante ella.
  • Una vez sientas que tu perro ha dejado de mostrarse obsesionado al ver la pelota, puedes comenzar a lanzársela de nuevo, sin superar los 10 minutos de juego e intentando que el perro busque la pelota a través de su olfato. Intenta que caiga en un lugar fuera de su vista y que no vea el trayecto que recorre la pelota cuando la lances.

Este entrenamiento puede ser largo, no riñas jamás a tu perro y muéstrate tajante ante tu decisión de tratar su obsesión.

 

1 comment

Leave a reply