Labrador y gatos

356
0
Share:

Hola a todos, soy Adán de BAJANDOALATIERRA.com, y os traigo la respuesta a una pregunta que muchos de ustedes, que tenéis uno o varios gatos queréis saber ¿Se llevan bien los perros labradores con los gatos?

labrador y gato

Veremos como hacer que un perro labrador se lleve bien con tus gatos.

En mi parcela conviven tres perros labradores, un perro cruce bullterrier y pastor alemán y cinco gatos ¿Se llevan bien? Si ¿Es lo común? Ahora os explico.

El labrador al igual que otras razas de perro con instinto de caza, tienden a perseguir todo aquello que huye, los gatos no son menos. ¿Cómo lograr que un perro labrador respete al 100% a los gatos?

Para asegurarnos que un labrador retriever no muerda a un gato, incluso juegue con el y se alegre de verlo, deberemos permitir que los gatos tengan acceso a “educar” al perro desde que es un cachorro.

Un cachorro de 2 meses de edad, comprado a un particular o un criadero de labradores,tiene la inocencia y el tamaño suficiente para acercarse a jugar con un gato. Pueden ocurrir dos cosas, que además me han pasado a mi:

  1. El gato le da zarpazos en la cabeza, normalmente sin uñas a no ser que se ponga muy pesado, el labrador graba el mensaje desde pequeño de que mejor mantenerse a distancia de estas criaturas. Este caso se me dio con mi gato Ra, muy dominante aunque está castrado y todos los perros adultos le respetan, apartándose de su camino, incluso bajando la mirada. Es preferible que tengan miedo a tus gatos a ganas de morderlos o jugar a la persecución.
  2. El gato se deja hacer y permite que el el perro lo lama, o lo agarre del lomo y lo arrastre. Este caso suele darse cuando el gato y el perro se han criado juntos. Por experiencia os digo que no debéis permitir que haga esto (lo de arrastrar al gato del lomo “jugando”), ya que lo sigue haciendo de adulto y es peligroso aunque parezca divertido, ya que si tienes más perros pueden crear un mal concepto de lo que se puede hacer con los gatos. Siempre hay que permitir que el gato dominante sea el que eduque al perro.
  3. El gato se deja lamer y juega con los perros, es el caso de mi gato Toth, un gato muy tranquilo pero que no duda en corregir con un zarpazo si el cachorro se cuela. El perro no tendrá miedo al gato, pero sabrá sus límites.

¿Pero que ocurre si el perro es adulto? Ciertamente esto es impredecible, en mi casa entró una de mis labradoras con 2 años, su anterior propietaria nos comentó que antes había convivido con gatos y decidimos probar; hasta día de hoy todo ha ido bien, gatos y perros labradores conviven en armonía, aunque siempre hay que estar atento para corregir al perro si en algún momento se excita demasiado.

 

Si os ha parecido interesante y de utilidad este artículo, compártelo. Si te apetece puedes dejar un comentario con tus experiencia o tus dudas referente a este tema. Muchas gracias por leer y ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario